XI Encuentro EISC. Marco Conceptual

UN CAMBIO NECESARIO

EL MARCO CONCEPTUAL

Hoy existe un amplio consenso en torno a la idea de que en un mundo globalizado es más necesario que nunca fortalecer el papel de una sociedad civil activa dentro de cada país y a escala mundial si se desea lograr un desarrollo equilibrado de los pueblos. El hacerlo realidad requiere fundamentarlo en compromisos firmes y solidarios de la ciudadanía que superen las tendencias al egoísmo. El objetivo no es fácil y, por ello, se deben desarrollar acciones que hagan posible un equilibrio entre el papel que debe desempeñar la sociedad civil y su coordinación con las funciones propias del Estado teniendo en cuenta las diferentes situaciones espaciales y los cambios temporales. Es preciso propiciar las condiciones para que se produzca el cambio que necesitan nuestras sociedades.

La sociedad civil en un momento de transformaciones está llamada a asumir un protagonismo superior al que ha tenido en otros momentos de la historia, lo que exige tomar conciencia de su papel y marcarse unas metas que deben tener en cuenta la realidad de cada momento para sumar esfuerzos y dar respuestas eficaces, a los objetivos que se pretenden conseguir (priorización de la agenda de la sociedad civil), siempre en aras de mejorar la calidad de vida de las personas y los pueblos, y la estructuración de las acciones, dado que no es suficiente con tener buenas intenciones sino que se debe buscar una forma de articularlas para hacerlas realidad.

Con el fin de progresar en este sentido, en el programa del XI Encuentro Iberoamericano de la Sociedad Civil se han seleccionado los siguientes aspectos:

    • El fortalecimiento de las entidades de la sociedad civil, que luchan por el interés general, para que incrementen la eficacia de sus iniciativas y proyectos.
    • La visibilidad de las acciones de la sociedad civil para mejorar su posicionamiento público.
    • La contribución de la sociedad civil al desarrollo, a través de nuevos modelos de generación de riqueza, potenciación del conocimiento y creación de empleo.
    • La interrelación de la sociedad civil con las políticas públicas.
    • La cooperación entre los distintos actores en el ámbito local, nacional o regional.
    • La educación como base del desarrollo social de la persona, que debe ser el centro de todas las políticas y artífice de su propio destino, potenciando sus capacidades.
    • La cultura que contribuye a facilitar la interlocución con otros pueblos, la cohesión social y el crecimiento.
    • La innovación y la investigación en todos los campos, como valores transversales, que debe dinamizar los anteriores factores.
    • La movilización de la sociedad civil para promover cambios en las políticas públicas.

 

El desarrollo de estos temas debe abordarse para dar respuestas concretas a los retos de la sociedad civil, lo que exige fijar objetivos e indicadores que permitan evaluar los progresos en el ámbito social. En el programa se combinarán intervenciones conceptuales, análisis de riesgos y oportunidades así como experiencias.

El cambio necesario que se propone se debe hacer desde la sociedad civil y debe estar inspirado por la austeridad, el buen gobierno, la profesionalidad y la eficacia.

La necesidad de que sea la sociedad civil la que asuma el liderazgo en la orientación del cambio social viene dada por una coyuntura actual de retraimiento del papel del Estado y de recortes de presupuestos del sector público en Europa.

Pero además, la sociedad civil acredita una larga trayectoria de eficacia, innovación y capacidad de detección de los cambios en las necesidades sociales.

La cercanía y proximidad de las organizaciones que la componen y su cultura participativa, le permite adaptar sus actividades y programas a los cambios en su entorno. Como parte de este esfuerzo de orientación al cambio de nuestra sociedad, inspirado en mensajes articulados desde la sociedad civil, este Encuentro pretende transmitir a la sociedad y a los poderes públicos mensajes claros en relación con los objetivos a lograr y las acciones a desarrollar.

Estos mensajes se plantean en relación a las siguientes cuestiones:

    • Prioridades. ¿Cuáles deben ser las prioridades de la sociedad civil? El XI Encuentro definirá prioridades que inspiren a las agendas de las organizaciones de la sociedad civil iberoamericana en los próximos años. Entre las cuestiones que se tratarán en este Encuentro está la educación como clave del desarrollo, la cultura como eje dinamizador de la sociedad y el empleo.
    • Entornos de actuación. ¿Cómo mejorar el entorno en el que actúan las organizaciones de la sociedad civil? El XI Encuentro propondrá iniciativas orientadas a mejorarlos. Se debatirá sobre la colaboración entre entidades, el impulso de las políticas públicas para fortalecer a la sociedad civil o los nuevos actores y las nuevas formas de incidencia social y política.
    • Fortalecimiento y visibilidad. ¿Cómo fortalecer a las organizaciones de la sociedad civil y mejorar su visibilidad? En este bloque se tratará sobre la medición del impacto de las organizaciones, la innovación, la transparencia y la sostenibilidad.

En definitiva, el XI Encuentro Iberoamericano de la Sociedad Civil pretende conseguir los tres siguientes objetivos:

    • Posicionar el sector: logros, retos, oportunidades, demandas.
    • Propiciar el conocimiento mutuo: trabajo en red.
    • Compartir nuevas líneas de acción.

Entradas - Noticias

Últimas Noticias

Autores Más Populares

Más Comentado

Vídeos Destacados