IX Reflexiones

Paul Velasco Rpaulvelasco

Ecuador

Miembros del Consejo Directivo de los Encuentros

Después de 11 Encuentros y 20 años de vida del Movimiento resulta importante realizar un ejercicio que permita proyectarlo hacia el futuro. Creemos que es fundamental lograr una visión estratégica que incorpore los principales cambios que se han producido en la sociedad Iberoamericana: 1) La nueva composición demográfica más igualitaria y el crecimiento de la clase media como factores positivos para el movimiento: en Latinoamérica, particularmente se avizora más educación y equidad social; 2) El nuevo rol de América Latina y su contribución a Iberoamérica, por  su crecimiento y desarrollo, que va a incidir en un liderazgo más activo de Iberoamérica en el mundo; 3) Contradictoriamente, a pesar de este crecimiento la disminución de los indicadores de pobreza en A.L  será lenta, lo que  unido al desempleo en España, obliga a continuar con el combate a la pobreza que habrá que seguir profundizándolo: el movimiento debe reafirmar su compromiso con las metas del Milenio.

De cara a la próxima década el Movimiento debe identificarse con la educación y con la formación de “Inteligencia Social”, es decir, con el desarrollo del talento colectivo. Por tal razón creo que el Movimiento y sus Encuentros deben convertirse en una Red interactiva sustentada en las nuevas tecnologías de la Información y la Comunicación y las Redes Sociales. Considero que es el salto que debemos dar hacia el futuro.

Por tal razón, los Encuentros deben ser espacios modernos de interacción social, en los que la agenda corresponda a las tendencias que están marcando el devenir. Esta agenda debe construirse a partir de las preocupaciones humanas, sociales y ambientales.

La fortaleza más importantes del movimiento-que garantizan su vigencia y renovación-han sido, preponderantemente, su carácter informal y no institucionalizado, situación que le ha dado flexibilidad para adaptarse a los cambios del entorno, por lo que en cada Encuentro se han tocado temas de gran importancia y convocatoria. De igual forma hay que subrayar que las entidades miembros tienen alto reconocimiento en cada unos de los países de Iberoamérica.

En cuanto a las debilidades anotemos principalmente que no existen políticas y/o mecanismos para la inclusión de nuevas generaciones, así como el hecho de que no se formaliza una declaración final a cada encuentro que sea difundida con amplitud a nivel de interlocutores calificados de Iberoamérica.

En el balance de las oportunidades debemos señalar que Iberoamérica estará cada vez más conectada y los mercados se expandirán en la próxima década: mayor poder adquisitivo en Latinoamérica, por tanto, mayor oportunidad de participación social.

Sin embargo, contradictoriamente en muchos países del área Iberoamericana existen tendencias menos favorables al desarrollo de la Sociedad Civil, escenarios políticos menos democráticos y amplios niveles de corrupción que desalientan a la ciudadanía y a los movimientos sociales. Amenazas importantes que hay que enfrentar desde la agenda del Movimiento Iberoamericano.

En relación a las audiencias que tiene el movimiento podemos decir que todas ellas, de una u otra forma, han estado presentes y actuando en el escenario de los Encuentros Iberoamericanos: partidos políticos, gobiernos, ONG, movimiento fundacional, empresas, organismos multilaterales, etc. Quizá tengamos que mirar a un nuevo actor que aparece en la sociedad, se trata de los emprendimientos sociales, una categoría que combina el espíritu y práctica emprendedora con el objetivo social (existen ya algunas experiencias destacadas).

En esta línea de razonamiento la estrategia de comunicación del Movimiento debe enfocarse a desarrollar una agenda hacia lo público para lograr más incidencia y presencia del sector gubernamental en los Encuentros, lo que a la postre permite diseminar la agenda en el Estado; también, enfocarse en los jóvenes y las nuevas tecnologías de la comunicación e incorporar al emprendimiento social como un factor de cambio que empieza a aparecer en la sociedad.

¿Cómo posicionar al Movimiento?

En la actualidad el movimiento es identificado más como un movimiento fundacional. Creo que la idea que viene a la mente es una agrupación de fundaciones. Hay que lograr que el Movimiento de identifique con Pacto o Alianza de actores sociales; por ejemplo la noción de Pacto Global logró ser identificada mundialmente, esa es la idea en nuestro caso, a diferencia de una fundación como la de Bill Gates identificad con salud. Por tanto se puede sugerir que el Movimiento Iberoamericano se identifique como  Alianza-Civilización- Comunidad de Destino. Son, como comprenderán, ideas sueltas para el ejercicio…

Los aliados del Movimiento en la actualidad son preponderantemente las redes de organizaciones no lucrativas, no obstante, es fundamental ampliar las alianzas con otras iniciativas de los Gobiernos Iberoamericanos, de las transnacionales y los foros estatuidos en el ámbito Iberoamericano y mundial, como por ejemplo. El Foro Iberoamericano de Fundaciones Empresariales; la RedEAmérica; fórum Empresa; Foro Iberoamericano de la Sociedad Civil que se organiza en el contexto de la reunión de Presidentes, Consejo Empresarial de América latina (CEAL), etc.

Entradas - Noticias

Últimas Noticias

Autores Más Populares

Más Comentado

Vídeos Destacados