IX Marco Conceptual

IX Encuentro Iberoamericano de la Sociedad Civil

23, 24 y 25 de Noviembre de 2008

Guayaquil-Ecuador

MARCO CONCEPTUAL DEL IX ENCUENTRO

El IX Encuentro se propone lograr una importante presencia Ibérica, especialmente de líderes de opinión: empresarios, líderes de Comunidades Autónomas y municipios, dirigentes de ONGs, voluntarios y jóvenes. La presencia española resulta fundamental para dar continuidad a este movimiento que ya lleva 16 años de tender puentes entre el sector privado, el sector público y el mundo no lucrativo en los países de Iberoamérica. Además, se quiere tener una presencia importante de la juventud con miras a renovar la visión de estos encuentros mirando los acontecimientos del futuro.

Se estima que alrededor de 400 personas de diferentes países de Iberoamérica participen en el encuentro a fin de asegurar una visón global de las nuevas tendencias que en la actualidad se dan en los ámbitos de la responsabilidad social empresarial, la ciudadanía local, nacional y global y las potencialidades de los gobiernos en el marco de la descentralización de las políticas públicas, de las inversiones privadas y de la participación ciudadana para crear zonas de oportunidad que vinculen las iniciativas económicas con el desarrollo social.

La situación geográfica de Ecuador permite un buen nivel de convergencia de las delegaciones de los países latinoamericanos estando prácticamente en una ubicación que facilita el traslado y viaje de las delegaciones de los países de Centro y Suramérica, situación que es un hecho necesario a considerar en este tipo de eventos.

La participación de Fundación Nobis como Patrocinador Oficial será destacada de manera protagónica y como una gran iniciativa de responsabilidad social para posibilitar el tratamiento de temas que son trascendentales para el porvenir de la región y de las relaciones de nuestras sociedades en el futuro inmediato. Patrocinio que se verá acrecentado por otros auspiciantes de categoría nacional e internacional, como: BBVA, AURELIAN Ecuador S.A. HOLCIM y la M. I. Municipalidad de Guayaquil.

Tema Central

Desarrollo local, ciudadanía y empresa

La realidad latinoamericana sigue estando marcada por la pobreza persistente de las grandes mayorías sin que pueda ser revertida esta tendencia. Es una convicción cada vez más aceptada que el desarrollo para que sea efectivo deberá partir desde las mismas comunidades y municipalidades en las que las personas sean quienes impulsen de modo autogestivo sus propios procesos de desarrollo.

Una paradoja se ha instalado en la realidad y el imaginario latinoamericanos: la gestión eficiente de las administraciones locales, municipales, regionales o distritales, según sea el caso, y, la cada vez más evidente ingobernabilidad en los ámbitos nacionales. Si bien esta situación no es generalizable en el nivel

Iberoamericano, lo que sí parece una constante es la afirmación y fortalecimiento de los poderes locales y regionales en todas las latitudes de Iberoamérica.

Contrario a lo que podría suponerse, que la globalización impone la uniformidad, el hecho cierto es que la universalización económica conlleva también la emergencia de la aldea. Eso que se dio en llamar “la aldea global”, en unos casos para bien y en otros para mal, trae la nueva realidad de zonas que buscan situarse competitivamente en el escenario mundializado. Como es obvio, tales tendencias no dejan de ser contradictorias y manifestarse en diversos ámbitos de la sociedad: en lo económico, político, cultural, y específicamente social.

No es extraño también que los conflictos, guardando sus especificidades en cada país, estallen por la vía de una mayor demanda o resistencia a la descentralización y desconcentración del poder político. En los últimos años las tensiones han tenido como escenario de confrontación la pugna por la autonomía local o regional y la centralización del poder, en unos casos; en otros, se ha reforzado la tendencia por incrementar las competencias del presidencialismo originando una mayor concentración y centralización en las decisiones de las políticas públicas.

La tarea pendiente de todos es la de estimular y provocar  una ciudadanía activa, participativa y responsable en los procesos de bien público. Las insuficiencias que se atribuyen a la institucionalidad vigente, en la mayoría de nuestros países, se explica precisamente por una endeble ciudadanía,  con un bajísimo nivel de participación, organización, responsabilidad, tolerancia y respeto a la legalidad. Promover el desarrollo desde la base social sigue siendo el gran desafío de nuestras sociedades civiles.

Si en los anteriores encuentros Iberoamericanos se han abordado también los retos de la ciudadanía, en este IX encuentro queremos acercarnos a ella, desde la perspectiva del desarrollo local y su relación con los gobiernos y las empresas, en el entendido que la ciudadanía organizada es un actor clave para facilitar los procesos de cambios,  provocar  un desarrollo integral de las comunidades y regiones

Los movimientos migratorios, como consecuencia del incremento de los niveles de pobreza en los países del Sur, aparecen como una problemática cada vez más compleja, sobre todo en la relación y dinámica de cooperación entre  Latinoamérica y España. Muchos de nuestros países pierden capital humano calificado mientras España y  los otros países de la Unión Europea afrontan una oleada migratoria, para la que no se encontraban preparados y que está obligándolos a redefinir la cooperación internacional y la inversión; merece en este campo destacarse el giro de esta cooperación en lo que se ha dado en llamar el “codesarrollo”, una noción que involucra a los países origen y destino, como estrategia válida para encontrar soluciones más estructurales y solidarias que las de aquellas que suponen amurallar las fronteras como soluciones.

Los desplazamientos humanos del Sur hacia el Norte a más de ser un hecho de los desequilibrios demográficos son la consecuencia de la negación de oportunidades y de la inequitativa distribución de la riqueza, así como del estancamiento en el crecimiento económico de América latina que atraviesa por un período de enorme confusión conceptual sobre la idea del progreso; retrotrayéndose en muchos casos hacia políticas tradicionales en las que refuerzan  los gobiernos sobre la sociedad civil, al predominio de estructuras burocráticas en desmedro del capital social o de sociedades organizadas desde las propias comunidades.

Las municipalidades y las regiones parecerían ser los espacios potencialmente propicios para que se ejerza una democracia más activa y que una nueva ciudadanía florezca, de ahí la importancia de registrar esas tendencias que el municipalismo, la regionalización y su corolario la descentralización y las autonomías se vuelvan objeto de atención en los procesos sociales, económicos y políticos que vive Iberoamérica.

Hay que volcar la mirada a estos escenarios en busca de nuevas experiencias y emergentes actores; entre ellos, los gestores locales, las empresas y la ciudadanía en el marco de zonas más cercanas al hábitat de los individuos y las colectividades. La entelequia del Estado unitario o del federalismo concentrado no es suficiente para resolver los problemas que traerán las megaciudades del futuro. Hoy se debaten temas más cercanos a la gente: seguridad ciudadana, transporte público, modernización de los puertos, servicios energéticos, consumos urbanos, inversiones en zona competitivas, etc., que además se están revelando mejor administrados desde lo local que desde lo nacional. Pero estás experiencias no son extrañas a los conflictos porque como contrapartida otras prácticas se imponen afirmando modelos providenciales de ejercicio del poder y de la política.

El nuevo rol de la ciudadanía empresarial en Iberoamérica, tanto en la rendición de cuentas ante la sociedad como su acción de responsabilidad social, constituyen un escenario nuevo y desafiante, que en el IX Encuentro queremos profundizar y establecer los nexos con otros actores del desarrollo; de ahí que la empresa, y su rol en la sociedad, serán abordados de manera destacada.

En virtud de estos antecedentes se propone que el tema central del IX Encuentro Iberoamericano de la Sociedad Civil sea: Desarrollo local, ciudadanía y empresa, para que, recogiendo el hilo conductor de los anteriores encuentros, se trate la ciudadanía en el marco de estas realidades que en la actualidad representan, por una parte, el juego de factores contradictorios, y por otra, la posibilidad de un avance cualitativo de la democracia y por ende del Estado de Derecho y en la elevación de la calidad de vida de las personas.

Tema 1. El Gobierno y el desarrollo local

Frente al reto del desarrollo local los gobiernos deberían estimular la participación ciudadana y las inversiones empresariales, focalizando las áreas críticas en sus zonas de competencia y abriendo la posibilidad de alianzas en proyectos de desarrollo. La complejidad de la agenda nacional en muchas ocasiones tiende a sesgar la visión hacia las estructuras macro sociales o hacia el rol preponderante de los gobiernos en las tareas de crecimiento económico y el desarrollo social y, justamente, por situarse exclusivamente en esa dimensión, se vuelven lejanas a la población.

Una estrategia de aliento y fortaleza de las iniciativas locales puede ser un buen vehículo para otorgar estabilidad, visualidad y dinamismo a las iniciativas de la sociedad civil organizada, de las empresas y sus inversiones. Valorizar la micro-región, creando ambientes y condiciones favorables para la participación ciudadana, es decir, que sea motivadora de una ciudadanía volcada a su realidad inmediata sin por ello dejar de formar parte de los valores universales.

Subtemas: Modelos exitosos de gestión pública local

Políticas públicas y Sociedad civil

Proyectos de desarrollo local y ciudadanía

Tema 2. La Empresa como actor social responsable en el contexto de Iberoamérica

El ámbito local, sin abstraernos de la dinámica de apertura de los mercados que trae la globalización, es un espacio privilegiado para ejercer la Responsabilidad Social Empresarial. En esta responsabilidad no importan fronteras, sino entornos competitivos, la transnacionalización del capital no indica que éste deba abstraerse de lo que acontece en el medio cercano donde actúan sus filiales, como tampoco las empresas nacionales cerrar los ojos de los contextos donde se ubican. La pobreza y la exclusión que viven los países de Latinoamérica no pueden ser soslayadas por los empresarios nacionales y trasnacionales.

El pacto social para que trascienda debe involucrar al gobierno y las empresas y a los otros actores de la sociedad civil organizada. Pero el compromiso de desarrollo humano se torna fundamental frente al desafío de la competitividad. Es preciso que la visión de los negocios incorpore la variable social so pena de

crear verdaderas zona de segregación o exclusión. La dinámica entre los gobiernos locales y las empresas debe apuntar a crear espacios que solucionen los alojamientos, el empleo, la generalización del consumo y el acceso a los servicios de educación y salud, para ello las alianzas en organizaciones de la sociedad civil serán determinantes.

La ética empresarial merece un destacado tratamiento, pues como actor social decisivo, el empresariado está obligado a enviar un mensaje de honradez, pulcritud y transparencia en sus transacciones públicas o privadas. Por ello constituye un tema importante reflexionar sobre la contratación pública y sus implicaciones en el ámbito privado.

Subtemas: Modelos exitosos de responsabilidad social empresarial

Responsabilidad social empresarial y desarrollo local

Alianzas de empresas, gobierno y organizaciones de la sociedad civil

Ética empresarial, sociedad y desarrollo

Tema 3. Ciudadanía y desarrollo local    

Las organizaciones de la sociedad civil tienen en el desarrollo local un espacio  favorable para cumplir mejor su rol de relación entre lo público y privado teniendo en cuenta que están más cerca de las necesidades de las personas. La conformación de redes locales de trabajo comunitario crea contextos muy favorables a las políticas públicas y acompañan de manera más eficiente la canalización y consenso de las demandas sociales. De igual manera, la gestión local se ve más acrecentada y logra más eficiencia en entornos territoriales cuya dimensión es menos compleja, permite hipotéticamente un mejor ejercicio de la ciudadanía, en el supuesto de que es más posible procesar y administrar los conflictos. El pacto social parece más proclive en esos escenarios, y aunque no están exentos de conflictividad con el poder central, no obstante, estarían favoreciendo mayormente el surgimiento de una ciudadanía responsable. El propósito y la perspectiva de este tema es analizar  modelos exitosos de ciudadanía local tiene un efecto en los niveles nacionales e incluso pueden trascender las fronteras, convirtiéndose en paradigmas del buen gobierno, de una convivencia más armónica de las empresas con sus entornos y de una ciudadanía abierta al mundo pero orgullosa de su cultura y tradiciones.

Subtemas: Modelos exitosos de promoción de ciudadanía

Desarrollo de base y ciudadanía

Migración y estrategias de Codesarrollo

Fecha

Durante los meses de agosto, septiembre y octubre habrá elecciones de alcaldes, concejales, prefectos y consejeros, por lo que no es recomendable organizar un evento de esta naturaleza, se ha decidido hacerlo en la siguiente fecha: 23, 24 y 25 de noviembre, 2008

Lugar del Encuentro

Hotel Hilton Colón

El Hotel Hilton Colón dispone de amplias salas para las plenarias y mesas redondas sobre los temas principales, en los que acudirán los 400 participantes que se estiman concurrirán al evento; además, cuenta con 5 salas menores de buena

capacidad, en las cuales se realizarán las mesas sectoriales de trabajo. El Hotel dispone de un amplio parqueadero y de gran accesibilidad, por lo que facilita enormemente la realización de un evento de la magnitud del que proponemos. Se halla situado junto al aeropuerto y muy cercano a la zona hotelera más importante de la ciudad.

Participantes

Representantes de los principales líderes empresariales, de fundaciones, de organizaciones de la sociedad civil, de los gobiernos locales y provinciales, de los municipios y del sector público relacionado con los ámbitos sociales, representantes de la cooperación internacional radicada en Ecuador, universidades, centros académicos, etc.

Organización

Presidenta del Comité Organizador del Encuentro

Sra. Isabel Noboa Pontón, Presidenta del Consorcio Nobis

Secretario del IX Encuentro Iberoamericano

Sr. Paúl Velasco Ruiz

Presidente del Consejo Iberoamericano del Tercer Sector

Pablo Gabriel Obregón Santodomingo

Entradas - Noticias

Últimas Noticias

Autores Más Populares

Más Comentado

Vídeos Destacados