El Buen Gobierno en las Fundaciones: fundamental para garantizar su sostenibilidad en el tiempo

El Buen Gobierno en las Fundaciones: fundamental para garantizar su sostenibilidad en el tiempo

Resulta difícil sobrevalorar la contribución social que el sector fundacional, y las fundaciones empresariales en particular, han prestado a lo largo de todos estos años. Las fundaciones empresariales han sabido combinar como nadie la eficacia probada del sector empresarial con el compromiso por el bien común característico del sector social. Con sus iniciativas han iluminado campos y actividades a los que nadie hasta entonces había prestado atención, han prestado auxilio a colectivos tradicionalmente olvidados y han ensayado nuevas propuestas para resolver los grandes problemas que aquejan a importantes sectores de la humanidad. Sería injusto negar el reconocimiento debido a todas estas iniciativas y proyectos que han puesto en marcha las fundaciones empresariales. Sin embargo, este meritorio trabajo no ha venido acompañado por un similar esfuerzo en impulsar mejores prácticas en el área del buen gobierno y de la rendición de cuentas de sus actividades.

Al no hacerlo así, las fundaciones corren el riesgo de que su reputación resulte cuestionada y termine afectando al futuro de la organización. En efecto, uno de los elementos más importantes para asegurar la sostenibilidad de las organizaciones, más allá de los programas y actividades concretas que llevan a cabo, es contar con buenas prácticas de gobierno, entendiendo por éstas no solo las exigidas legalmente, sino todas aquellas prácticas voluntarias que contribuyan a fortalecer la confianza de la sociedad en la organización.

Entre las prácticas de gobierno más importantes se encuentra el impulso de la transparencia y la rendición de cuentas. Si la transparencia es un elemento indispensable en el gobierno de las empresas lucrativas, resulta aun más crítico entre las fundaciones. Como expresa una de las Guías sobre gobierno editadas por la Fundación Compromiso y Transparencia: “La misión de las fundaciones tiene tanta importancia que estas entidades no pueden permitirse el lujo de fracasar. Tampoco es bueno que la empresa no alcance sus metas, pero lo que la sociedad confía a las entidades sin ánimo de lucro tiene una enorme relevancia e importancia: educar nuestras mentes, procurarnos la salud física o espiritual, canalizar nuestras buenas intenciones, etc. La apreciación que la sociedad tiene por estas entidades es muy elevada, precisamente porque comercian con bienes de altísimo valor.

Esta circunstancia les permite disfrutar de un régimen jurídico particular y recaudar donativos para cumplir su misión, a la vez que les obliga a ser exquisitamente escrupulosas en el cumplimiento de la misma. (Vid Guía sobre Gobierno I. Cómo proporcionar luz y calor: misión, foco y resultados).

La Fundación Compromiso y Transparencia lleva impulsando la transparencia y el buen gobierno desde hace casi dos lustros mediante distintas actividades, entre las que destacan sus publicaciones Guías sobre Gobierno. En esas Guías se abordan distintas temáticas relacionadas con el gobierno de las fundaciones.

Así, por ejemplo, en la Guía Nº 1. Cómo proporcionar luz y calor: misión, foco y resultado se desarrolla con detenimiento la importancia de la misión en estas organizaciones, qué elementos debe contener y cómo mantener su vigencia.

La Guía Nº 2 Como buscar y mantener un patronato (Junta directiva) eficaz desarrolla uno de los temas más críticos relacionados con el buen gobierno: ¿Cómo deben ser los procesos de selección de los miembros de las juntas directivas? ¿Qué características deben tener los candidatos? Cómo elaborar un código de buen gobierno es la Guía Nº 3 y en ella se proporcionan orientaciones para desarrollar un código que contenga las principales cuestiones relacionadas con el buen gobierno. La evaluación del desempeño y la contribución de los directores de la junta directica es el tema de la Guía Nº4: Examine su patronato. La cuestión sobre la financiación se contempla en las Guías Nº 5 y 6. La Nº 5, La misión y los modelos de financiación, tiene por objetivo ofrecer a los directores de la junta directiva criterios de gobierno para analizar la sostenibilidad del modelo de financiación de la organización y su coherencia con la misión. La Nº6, El patronato (junta directiva) y la captación de fondos, persigue dar respuesta a cómo pueden ayudar los directores de la junta directiva a captar y conseguir recursos para la organización. Las Guías Nº 7, 8 y 9 abordan aspectos tan relevantes como la comunicación de la organización (Como comunicar la misión), la evaluación de resultados (Como evaluar los resultados de las organizaciones no lucrativas: de las buenas intenciones al impacto) o la relación de la junta directiva con el director ejecutivo de la fundación (Selección, evaluación y sucesión del director). Finalmente, las Guías Nº 10 (36 principios de transparencia y buen gobierno) y Nº 11 (75 preguntas clave sobre gobierno de fundaciones) desarrollan de manera sistemática las principales recomendaciones relativas a las prácticas de transparencia y buen gobierno aplicables a las fundaciones y las preguntas clave sobre gobierno de fundaciones con el propósito de ofrecer orientación y criterio sobre algunas de las cuestiones relacionadas con el gobierno de las fundaciones.

En definitiva, las Guías sobre Gobierno son una herramienta imprescindible para todos los miembros de los patronatos y juntas directivas que estén seriamente comprometidos en aportar valor a sus organizaciones.

Entradas - Noticias

Últimas Noticias

Autores Más Populares

Más Comentado

Vídeos Destacados